7 razones para aprender alemán

1. Alemán en segundo lugar en popularidad en Europa

En alemán hablan en Europa con más frecuencia que en cualquier otro idioma, excepto, por supuesto, el inglés. Solo en Alemania, viven 83 millones de personas, más que en otros países europeos. Viajando por Europa, puede comunicarse libremente con los habitantes de Austria, Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein. Los hablantes nativos son residentes del norte de Italia, el este de Bélgica y el este de Francia, los Países Bajos, Dinamarca, la República Checa y Rumania.

El alemán es el tercero más popular entre los idiomas extranjeros en el mundo y el segundo, en Europa.

Por cierto, el dominio alemán .de es uno de los más comunes: los sitios alemanes ocupan un segmento significativo de Internet. Aún así, hay menos especialistas con conocimiento de alemán que con conocimiento de inglés, por lo que será ventajoso ubicarlo en el contexto de los competidores.

2. Patrocinio de intercambios académicos internacionales

Los fondos alemanes financian numerosos programas de intercambio, pasantías y cursos de verano para estudiantes extranjeros. Mire el departamento de movilidad en su universidad y pregunte acerca de los programas de socios con universidades alemanas. En el caso de Alemania, los costos a menudo son asumidos por el país anfitrión.

Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), la Fundación Heinrich Böll, la Fundación Konrad Adenauer, Rosa Luxemburgo, Alexander von Humboldt, el Foro germano-ruso y muchas otras organizaciones están dispuestas a ayudar a los estudiantes especialmente motivados y graduados de adquirir experiencia laboral o la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Si aún no tiene un proyecto científico o no planea obtener una maestría, puede solicitar una capacitación en una de las escuelas de verano financiadas por el DAAD. Inmerso en el entorno y comunicándose con los operadores, puede aprender el idioma de forma rápida y efectiva, e incluso deshacerse del acento.

3. Educación gratuita

Si no puede obtener una beca, con un buen alemán todavía tiene buenas posibilidades de estudiar en Europa. Después de estudiar durante algunos semestres en una universidad rusa, puede solicitar una licenciatura y luego enviar sus documentos a un programa de maestría.

Alemania es uno de los pocos países donde la educación en la mayoría de las universidades es gratuita, con la excepción de una contribución de alrededor de 200 a 400 euros por semestre.

Después de haber pagado la tarifa, el estudiante recibe una tarjeta de viaje para el transporte público y otros beneficios. No hay exámenes de ingreso, pero las notas de un certificado o diploma juegan un papel importante. Alemania está abierta a estudiantes extranjeros, representan aproximadamente el 12% del total, y este número crece constantemente.

4. Perspectivas para el crecimiento profesional

Los alemanes son campeones del mundo no solo en el fútbol, ​​sino también en el balance comercial exterior del país durante el año pasado. La economía alemana ocupa el tercer lugar entre las principales economías del mundo y el Índice de Desarrollo Humano (IDH) se encuentra entre los cinco primeros países.

Alemania es un país de fabricación de máquinas y diversos equipos, que constituye una parte importante de las exportaciones alemanas. Aquí se desarrolla la esfera de los servicios, la medicina, la información y las biotecnologías, el uso de fuentes de energía renovables y las tecnologías ecológicas.

Toda esta experiencia en Alemania puede ser estudiada y adoptada, lo que abre el camino para el desarrollo de su propio negocio, búsqueda de socios o capacitación avanzada.

5. Alemán – el idioma de los inventores e innovadores

Alemán: el segundo idioma más importante de la ciencia, y aquellos que van a construir una carrera académica, no será superfluo dominarlo. Una gran cantidad de científicos de habla alemana han recibido reconocimiento mundial: entre ellos Albert Einstein, Max Planck, Heinrich Hertz, Conrad Zuse y muchos otros.

El mercado de libros alemán ocupa el tercer lugar en el mundo después de chino e inglés.

No todas las obras están traducidas a otros idiomas; el conocimiento del alemán le dará acceso a ellas.

6. Cultura y arte de los países de habla alemana

El patrimonio cultural de Alemania y Austria es famoso en todo el mundo. El alemán, según sus hablantes, es el lenguaje de poetas y pensadores. Él te ayudará a familiarizarte con la nueva cultura y a conocer sus características de primera mano. Puedes leer Hesse, Remarque, Brecht y End, sin mencionar a Goethe y Schiller, en el original. Y también para cantar junto con Rammstein, Nena, Die Toten Hosen y AnnenMayKantereit.

7. El alemán es más fácil de aprender de lo que se acostumbra a pensar

Hay leyendas sobre la gramática y el vocabulario alemán. “Si tenemos un escritor alemán nyrnot la frase, por lo que no vamos a ver que hasta entonces, hasta que salga por el otro lado de la del Atlántico con el verbo en la boca”, – escribió Mark Twain, escritor y periodista estadounidense, desesperado por aprender la lengua ingobernable, en el ensayo “Sobre las terribles dificultades del idioma alemán”.

Quizás Mark Twain simplemente no intentó aprender ruso: después de seis casos del idioma ruso, los cuatro casos en alemán no serían tan difíciles. Si ya estudiaste inglés, no solo el alfabeto, sino muchas palabras te serán familiares.

El alemán es fácil de entender de oído: la regla “tal como se escucha y está escrita” en la mayoría de los casos funciona impecablemente. No se deje intimidar por los prefijos separables, dialectos, diéresis y palabras compuestas. Intenta amar el lenguaje, ¡él definitivamente te corresponderá!

Loading...