Detienemos el diálogo interno: 14 maneras de conciliar el sueño rápidamente

La razón principal por la que no puedes conciliar el sueño es un diálogo interno. A menudo se asocia con sentimientos sobre los eventos que han sucedido o con preocupación sobre los próximos eventos. Pero incluso los pensamientos productivos no son muy apropiados cuando es hora de que duermas.

Como regla, si no puede conciliar el sueño en 15-20 minutos, los intentos posteriores están condenados. Comienza a parecer que su colchón y su almohada parecían haber sido creados para torturarlo. Por suerte, es en esos momentos en la calle cuando alguien golpea puertas, llega y se va, ¡y los vecinos vagan de habitación en habitación como sonámbulos!

Entonces tu diálogo interno se convierte en lloriqueo y refunfuñando. Para evitar esto, no tienes que iniciarlo en absoluto. Para hacer esto, debemos distraer al cerebro de la controversia y las hipótesis. Tome una de las siguientes técnicas y duerma fácilmente hoy.

Que tan rápido se duerme
coreografía / depositphotos.com

1. La pelota

Todos sabemos sobre las ovejas. Pero mucho más efectiva es la imagen visual de la pelota. Imagina una pelota que se balancea suavemente, extendiendo ondas alrededor de sí misma. Si notas que te distraen los pensamientos, vuelve de inmediato a la imagen de la pelota.

2. Ratón mental

Imagina un objeto. Disminuya mentalmente, amplíe y gírelo, como haciendo esto con la rueda del mouse. Construir una imagen visual detallada ayuda a distraer de los pensamientos perturbadores. Simplemente no discutas contigo las características del tema, solo observa.

3. Método de exploración

Acuéstese boca arriba, estírese, relájese. Pon tus ojos debajo de los párpados cerrados. No exageres: los ojos deben permanecer relajados. Esta es la posición natural de los globos oculares durante el sueño profundo, por lo que generalmente es más fácil conciliar el sueño.

4. Cuatro – siete – ocho

Inhale por la nariz durante cuatro segundos, luego contenga la respiración durante siete segundos y exhale lentamente por la boca en ocho segundos. Gracias a esta respiración, el nivel de adrenalina disminuirá y el pulso disminuirá. Y la concentración en la respiración distraerá los pensamientos.

5. Entrenamiento autogénico

Acuéstese cómodamente sobre su espalda. Estírese y comience a transmitir la sensación de pesadez y calor a través del cuerpo. Haga un seguimiento de cómo la sensación se extiende desde la corona hasta la punta de los dedos y luego las piernas. No te olvides de la cara: el mentón, los pómulos, los ojos y la frente deben relajarse por completo. Intenta no revolver.

6. Máquina del tiempo

Recuerda el último día. Sin emociones y evaluaciones, simplemente recorra la imaginación de todos los eventos que sucedieron hoy con usted. Intenta recordar más detalles, pero mira de costado, como mirando una película.

7. Restaurando los sueños

Recuerda uno de los sueños agradables que has visto. Si no recuerdas los sueños, piensa. Presta atención a las sensaciones, completa la imagen. Es tu sueño, y puede ser tan perfecto como quieras. Es posible que cuando te duermas, te encuentres de nuevo en él.

Que tan rápido te duermes: recuerda un buen sueño
ladybirdannad / depositphotos.com

8. Parpadeando por el contrario

Cierra tus ojos Abre los ojos literalmente por una fracción de segundo y vuelve a cerrar. Después de 10 segundos, repite. Gracias a este “parpadeo”, se relajará y no comenzará a sumergirse en los reflejos que lo distraen.

9. Movimiento rápido de los ojos

Abre los ojos y mira rápidamente de un objeto a otro. No te concentres en nada concreto. Después de 1-2 minutos, sentirá que los párpados se vuelven más pesados. Un poco más de resistencia a la fatiga, y luego deja que tus ojos se cierren.

10. El cuento de hadas

Muchos padres están familiarizados con la situación: cuando le cuentas a un niño un cuento de hadas, empiezas a asentir. Cuéntale la historia a ti mismo. Venga con cualquiera, deje que la trama más ilusoria, déjela desarrollarse independientemente.

11. Jugar palabras

Piense en cada letra del alfabeto con una palabra de tres letras, luego cuatro, y así sucesivamente. No intente analizar: cuente la primera palabra que le viene a la mente. De una actividad tan aburrida y monótona, el cerebro por lo general se “desconecta” bastante rápido.

12. Intentando escuchar el silencio

Acuéstese en una postura cómoda y escuche el silencio. Intente escuchar el silencio, no sonidos extraños fuera de la ventana o en la entrada. No es muy simple, pero tan pronto como tenga éxito, se relajará y se dormirá.

13. Ruido blanco

Encuentra (o crea) una fuente de ruido silencioso y monótono. Escúchalo con mucho cuidado, sin permitirte distraerte con pensamientos. Después de un tiempo comenzarás a dormir la siesta.

14. Autohipnosis

Maximice su relajación en una posición cómoda para usted. Calma la respiración. Aún más, relájese y repita frases como “cada vez estoy más relajado”, “mi cuerpo se está volviendo más pesado”. Luego di (a ti mismo) “Cuando cuente hasta cero, me quedaré dormido” y comenzaré una cuenta regresiva lenta. Puede, por ejemplo, contar 50 exhalaciones.

Cómo dormir rápido: autohipnosis
suricoma / depositphotos.com

En cualquier caso, no olvides prepararte para la cama:

  • La regla clásica es que la última comida debe tener lugar 2-3 horas antes de acostarse. Sin embargo, si está acostumbrado a comer con frecuencia, la sensación de hambre no le permitirá conciliar el sueño como si tuviera el estómago lleno. En este caso, una hora antes de dormir, beba leche, coma la mitad de un plátano o una pequeña cantidad de queso.
  • Para dormir bien, debe moverse durante el día (preferiblemente al aire libre). Desarrolle el hábito de caminar antes de acostarse. Incluso una caminata de 20 minutos ayudará a distraer las tareas y preparar la mente para dormir.
  • Asegúrese de ventilar la habitación antes de acostarse. Es mejor si la ventana está entreabierta durante toda la noche. Pero si tiene miedo a la congelación, al menos, ventile bien la habitación antes de acostarse.